Contexto organizacional

Contexto organizacional

Dentro de la realidad de la globalización debemos analizar cómo afecta a las organizaciones en general y a la organización hotelera en particular. Entonces tenemos que mirar el contexto organizacional que es todo aquello que rodea a la organización y que puede llegar a afectarla de alguna manera.

Es en este contexto donde las organizaciones se encuentran ante la necesidad, de gestionar el seguimiento y aprendizaje de los cambios que suceden a su alrededor, particularmente los que trascienden un ámbito funcional o divisional. Hasta hace no mucho tiempo se consideraba dicha dimensión una obligación de propósito general para cualquier puesto directivo, no requería ser asignada a ninguna definición de puesto en particular ni parecía necesitar de unas tareas o proceso específico; todos la reconocían pero no era responsabilidad de nadie. No se medía y como consecuencia no se administraba, salvo excepciones como es el caso de la función de marketing2 pero quedando restringida al ámbito de la misma.

Sin embargo, la historia ha venido mostrando múltiples casos de organizaciones, y en particular de empresas, que han sobrepasado la primera generación empresarial cuando sus directivos han sido capaces de conectar la reflexión estratégica con esa capacidad transmitida a sus organizaciones de vivir al tanto de los acontecimientos que condicionan el rumbo para entenderlos, actuar y decidir en consecuencia.

Este panorama viene penalizando a todas aquellas organizaciones que no son capaces de detectar a tiempo las señales que generan dichos cambios o que detectándolas no toman decisiones en consecuencia. Dicha carencia termina convirtiéndose en una debilidad de esas empresas y organizaciones para competir en un mercado global. La misma ya fue resaltada por I. Ansoff en 1975 al introducir el concepto de gestión estratégica.

Ya en aquel año ponía énfasis en la necesidad de centrarse en su capacidad para anticipar amenazas y oportunidades. Más tarde, otros autores de referencia, entre otros Michael Porter (1980) o Gary Hamel y C. K. Prahalad (1994), resaltaron la importancia del posicionamiento estratégico basado en el análisis de información del entorno. El primero, además de proponer técnicas para analizar el sector y la competencia, planteó cómo generar inteligencia sobre los competidores mediante un «sistema de inteligencia». Por su parte, los segundos resaltaron la importancia para los equipos directivos de competir por la obtención de una visión prospectiva del sector.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>